Blogia

Rincon de Vaap

Vendetta: Capitulo 4

Samuel vs Simón

La gente estaba viendo a aquellos guerreros viéndose fijamente por largo tiempo...

- Que hacen?

- Ni idea, llevan así largo rato, es como si se estuvieran evaluando el uno al otro

- Crees que ese sujeto le pueda ganar al "Martillo"?

- Es posible que no, pero esperemos que lo debilite lo suficientemente, para que nos de tiempo de destronar a Alberto.

En ese momento Simón hizo el primer movimiento, agitando su gran martillo hacia Samuel. Samuel solamente se hizo a un lado, pero el martillo siguió su camino...

- A que le estas dando grandulón? - Dijo Samuel en tono burlón.

- Parece que aun no te das cuenta - Dijo Simón, en el momento en el que el martillo golpeaba el suelo, aquel golpe tremendo estremeció todo el lugar, y el piso se hizo pedazos, golpeando a la gente, y a Samuel.

- Maldición!! Me tomaste por sorpresa grandulón, pero no volverá a pasar...

Samuel agitaba su espada a gran velocidad, sin embargo Simón, bloqueaba rápidamente con su martillo, mientras Samuel, cambiaba su espada de una mano a otra, tratando de buscar una entrada en la defensa de Simón. Sin embargo no lo conseguía, y Simón agitaba su martillo y Samuel a duras penas podía bloquear los embates del poderoso martillo. 

- Ya veo, tu bloqueas con tu mano derecha y atacas con la mano izquierda, por eso cambias tu espada de mano a cada rato. - Dijo Simon, con una sonrisa que denotaba que tenia ganada esta batalla.

- Vaya, que obvio soy - Dijo Samuel en tono sarcástico

Simón golpeo de nuevo con su martillo hacia donde estaba Samuel, pero Samuel bloqueo el martillo con las dos manos puestas en la espada, y le regreso el martillo a Simón, y por un momento lo hizo retroceder.

- Por fin un hueco en la defensa - Dijo Samuel, mientras tiraba un espadazo que hirió a Simón...

- Maldición!! solo tuviste suerte, es todo - dijo Simón, un poco sorprendido con lo que acababa de pasar.

La gente se sorprendió de lo que acababa de pasar, y se emocionaba con la pelea que estaba viendo

- Parece que el extranjero le puede ganar a Simón - se decían unos a otros, la esperanza renacía en ellos.

Simón, tiro de nuevo un martillazo en dirección a Samuel, sin embargo este salto sobre el martillo, pero Simón, cambio la dirección de su martillazo, pegándole a Samuel. Samuel salió volando en la dirección del martillazo, y fue a dar contra una pared que se vino abajo de la fuerza del martillazo.

- Por fin, parece que es todo enano, fuiste un gran rival, pero se acabo, al igual que se acabo para todos ustedes pueblerinos, váyanse a su casa, y olvidare todo lo que ha pasado hoy. - Simón se dirigió al pueblo

Sin embargo la gente, empezó a caminar con sus palos y armas hacia Simón, sin embargo Simón, no se movió, y ni siquiera mostro un poco de temor, su cara mostraba una mueca de desagrado únicamente.

- Esperen!! - Samuel se levantaba de donde estaba - Esta es mi pelea!!

- No se como te levantaste enano, pero mejor te hubieras quedado donde estabas, si te doy otro espadazo, seguramente morirás - dijo Simón

- Tu crees que me importa, si muero aquí y ahora, es porque soy débil, si no te derroto, significa que aun no estoy a su altura, significa que aun no lo puedo derrotar, así que tu caerás aquí - Grito con todas sus fuerzas Samuel

- Me encanta tu espíritu enano, lastima que me se todos tus trucos, no lograras vencerme - dijo Simón

Simón, embistió con su martillo hacia Samuel, sin embargo, Samuel se quedo parado y sin que Simón supiera como, de nuevo su martillo parecía que fue empujado de vuelta, y esta vez, el espadazo que recibió de Samuel, hizo que el masivo Simón, cayera en el lugar donde estaba, al fin había sido derrotado.

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Vendetta: Capitulo 3

Asalto al castillo del Rey Alberto

Los preparativos para el derrocamiento del rey, se habían estado preparando de hace bastante tiempo.

- Y por que no lo habían hecho antes? – pregunto Samuel

- Es que no existe nadie por estos lugares que pueda derrotar a Simón el “Martillo”

- mmmm… que interesante – Los ojos de Samuel casi brillaban mientras pensaba en la lucha que estaba por venir.

- Pareciera como si disfrutaras pelear amigo – le menciono alguien

- No es que me guste pelear, es que disfruto de la idea de enfrentarme a alguien fuerte

- Y por que luchas?

- Para hacerme mas fuerte, la única manera de hacerme fuerte, es luchar contra alguien que sea mas fuerte que yo. – De nuevo, Samuel sonreía, y a pesar de que su sonrisa denotaba un aire de confianza en si mismo, cierto nerviosismo empezó a notarse, tal vez Samuel, no estaba tan seguro de ganar, después de oír los rumores.

Los aldeanos tenían endiosado a Simón, decían de el, que era capaz de destruir una montaña con su martillo, que con su martillo podría destruir pueblos enteros, y que seria capaz de derrotar a mil hombres, el solo.

- Deben ser solo exageraciones. – Pensó Samuel

Aquel día, se vivió como un día normal, ya que no querían levantar sospechas, la gente trabajo normalmente, y evitaban hablar sobre lo que iba a pasar ese día, así que decidieron esperar a la noche para tomar el castillo por sorpresa, y de nuevo tener  la oportunidad de tener un gobernante justo. Que de nuevo el pueblo pudiera elegir a quienes los gobiernan, y que aquellos que los gobernaran trabajaran también al lado de la gente que gobernaban.

Así, la noche llego,  y los aldeanos rodearon el castillo. Aquel era únicamente llamado castillo, pero era una mansión enorme, destinada a la familia del rey, y a aquellos que no tenían casa por algún motivo, sin embargo, al final se convirtió en una enorme mansión, para los criados y demás servidumbre que los reyes ponían a su cargo.

Así que la misión de aquellos aldeanos se convirtió en intentar entrar por las ventanas y tratar de derrotar a la mayoría de guardias que hubiera en aquel lugar. Así que los aldeanos, lograron capturar a la mayoría de guardias, y se empezaron a acercar a los aposentos del rey. En aquel momento, un gran estruendo se escucho en aquel salón, el salón anterior a los aposentos del rey.

- Cualquiera que ose acercarse a Alberto se las tendrá que ver con mi martillo – Aquella voz ronca y decidida, retumbo en el lugar,  donde aquel sujeto grande, y alto, con un gran martillo, esperaba sentado, en las puertas de la habitación del rey Alberto.

Los aldeanos retrocedieron, sin embargo dieron espacio para que pasara a través de ellos Samuel.

- Así que tu eres Simón el “Martillo”

- Así que tu no eres de por acá, ya que no me conocías. Quien diablos eres?

- Mi nombre es Samuel, soy el hombre que te derrotara aquí y ahora.

Vendetta: Capitulo 2

La busqueda del mas fuerte

En la capital de Iberia, hace muchos años, la gente era feliz, y llegaba a aquel lugar por montones, habia un reparto equitativo de tierras, y una cuarta parte iba a parar al rey de aquel lugar, ademas el rey respetaba a aquellos que tenia a su cargo, aquellos reyes se caracterizaban por trabajar al lado de la demas gente. Esos reyes eran elegidos por el pueblo al principio, sin embargo las reglas se fueron cambiando poco a poco, y aquellos reyes se volvieron vitalicios, y como en los tiempos antiguos, los hijos de esos reyes, fueron tomando su lugar. Sin embargo, las nuevas generaciones, tan solo buscaban la forma de abusar de aquellos que estaban a su cargo. Esos nuevos reyes fueron llamados, la neomonarquia. Esos reyes se hacian acompañar de guardianes, que eran los mas fuertes de un lugar, se les daban las mejores armas, y los mejores aposentos, a la par del cuarto del rey. Cuando habia algun levantamiento, los guardianes se encargaban de aplacar la ira del pueblo, y la gente vivia con miedo. Incluso los guardianes eran enviados a amenazar o a arrestar, cuando se rumoreaba que alguien hablaba mal de el rey.

En el reino de iberia, la cosa era la misma, el rey Alberto, tenia mala fama entre sus "subditos" ya que iba cada cierto tiempo al pueblo a buscar mujeres, y cualquiera que osara enfrentarlo era asesinado por su guardia, el temible verdugo Simon, un tipo bastante fuerte, que cargaba un martillo, se le conocia como Simon el "Martillo". Tambien se encargaba de eliminar a aquellos que miraran mal al rey.

Samuel pasaba por la capital, y decidio pasearse por el bar de aquel pueblo, en la busqueda de alguna recompensa que valiera la pena. A pesar de ser un bar, estaba bastante callado, a pesar de que estaba lleno de gente.

- Señor desea algo para tomar? - dijo el cantinero

- Deme lo mas fuerte que tenga - Dijo Samuel - No hay un tablon de recompensas por aca?

- Este, no, lo siento.

Samuel tomaba su bebida, cuando de repente, la tranquilidad de aquel lugar se vio afectada por un sujeto que entro corriendo.

- Ayudenme, los hombres de Simon me persiguen - dijo aquel sujeto

La gente preferio ignorarlo, sin embargo, en sus caras se veia la cara de pena que sentian por aquel hombre, y tan solo lo evitaban, para que supieran que aquel sujeto no tenia nada que ver con ellos.

- Alguien ayudeme!! Se los suplico, tengo una esposa y dos hijos pequeños, si me hacen algo, se llevaran a mi esposa, y mis hijos...

Terminando de decir aquella frase, cuando varios hombres entraron de improviso a aquel lugar, llevaban espadas y buscaron por aquel lugar, y se detuvieron cuando vieron a aquel hombre.

- Te andabamos buscando idiota, asi que andas por ahi diciendo que tu esposa jamas sera del rey? Cuando el rey pone el ojo en una mujer de este pueblo, tu sabes que tarde o temprano se ira con el rey, no se como hiciste para esconder por tanto tiempo a esa belleza. - Dijo aquel que iba enfrente de aquel grupo

Parecian haber unas 6 personas, pero al parecer habian otras afuera del bar.

- Si se tienen que llevar a ese hombre, haganlo ahora, por favor, no quiero que destrocen el bar. - dijo el cantinero

- Mira idiota, a mi no me des ordenes, yo puedo hacer lo que se me pegue la regalada gana - decia el lider del grupo mientras se acercaba al cantinero de manera amenazante.

Se acerco lo suficiente, y tomo la bebida de Samuel, y se la lanzo en la cara al cantinero. Samuel al ver ese gesto, se levanto de su silla.

- Tienes algun problema con eso forastero? - Amenazo el lider del grupo- Se nota que eres un forastero, ya que es prohibido en este reino tener armas, asi que mejor te largas por donde veniste eh, idiota.

Samuel sin mediar palabra, le dio un gran puñetazo en la cara a aquel sujeto. Y lo dejo noqueado.

- Asi, y solo por que tu lo dices? - Samuel tenia una temible cara, que se asemejaba a la de un demonio. Cuando los otros secuaces vieron lo que paso, rapidamente sacaron sus espadas.

Samuel paso entre ellos, sin decir nada, y salio de aquel bar, los sujetos se apartaron sin decir nada, parecia que estaban paralizados por el miedo. 

Cuando Samuel salio, vio  que aquellos sujetos lo rodeaban, ademas de los 5 de adentro que llevaban al que parecia ser su lider a cuestas, habia tal vez unas 10 personas mas, que al ver que sus compañeros de adentro sacaron sus espadas, decidieron hacer lo mismo. 

- Ustedes son fuertes? - Pregunto Samuel

No hubo ninguna respuesta. Aquellos hombres decidieron atacar a la vez, sin embargo, Samuel los despacho uno por uno. 

- Debiles, no puede ser... - exclamo Samuel cuando termino de derrotar a esos sujetos.

Las personas que estaban adentro del bar decidieron salir a ver que era lo que pasaba, y se encontraron con que aquel forastero estaba guardando la espada despues de haber derrotado a aquellos sujetos.

- Los derroto el solo... - dijo uno de los que estaban en el bar

- Si, parece que es lo suficientemente fuerte como para derrotar a Samuel. - Exclamo otro

- Oye, nos puedes hacer un favor? - Pregunto el cantinero.

- Depende... - dijo Samuel

- Podrias ayudarnos a derrocar al rey Alberto? 

- No gracias, tengo mejores cosas que hacer - dijo Samuel en tono despectivo.

- Pero tu eres el unico que puede derrotar a Simon el "Martillo" - dijo el cantinero - es el sujeto mas fuerte que existe por estos lados, nadie que se le enfrente ha logrado sobrevivir a su martillo.

Samuel, los vio con algo mas de interes.

- De verdad es tan fuerte ese tal Simon? - Pregunto Samuel

- Te lo aseguramos - exclamaron todos al unisono

Vendetta: Capitulo 1

Capitulo 1: Persona non grata

Samuel tenia mala fama entre todos los inquilinos de aquella carcel, todos lo consideraban una persona violenta, cualquiera que se le acercaba por lo regular terminaba golpeado.

El dia que Samuel llego a la carcel, hace 5 años, todos lo miraban, como el sujeto pequeño que se aparentaba, se miraba como un sujeto de 15 o 16 años, asi que se convirtio rapidamente en el blanco de las burlas y las golpizas de aquella carcel, sin embargo, la resistencia de aquel pequeño sujeto, ademas de que al parecer de que por cada golpiza que recibia se hacia mas y mas fuerte, se convirtio en miedo y respeto, cuando aquel sujeto devolvia las golpizas, y a pesar de la apariencia debil de aquel sujeto, ningun prisionero se atrevia a plantarle cara. Asi ese sujeto de apariencia debil, adquirio una gran fuerza, y balbuceaba siempre acerca de acercarse a el.

Asi que el dia que Samuel fue liberado de la carcel, fue un dia de fiesta para aquellos reclusos, quizas en cierta forma deseaban hace mucho tiempo que se fuera de aquel lugar, y ahora se les cumplia este deseo. Sine embargo nadie sabe porque en primer lugar, Samuel estaba en la carcel. Aunque por su temperamento, todo el mundo creia que se habia metido en problemas con alguien que no debia.

Asi que Samuel empezo a recorrer aquel reino, llamado reino de Iberia, donde estan las ruinas de lo que era antes España y Portugal. De aquellas ciudades, solo quedaban algunos pueblos, ya que las ciudades fueron completamente destruidas, y en aquel lugar se encontraba la carcel de maxima seguridad. Una carcel en donde enviaban a los criminales mas peligrosos de los tres continentes principales. Asi que la primera parada de Samuel fue al pueblo mas cercano, en donde se metio en el primer bar que encontro.

Aquel lugubre lugar, tan solo iluminado por la luz de las velas, estaba lleno de gente, sin embargo no eran cualquier gente, ahi tambien estaban reunidos algunos criminales, los llamados piratas de las carreteras, que asaltaban a las personas que viajaban por los caminos. Asi que vieron en Samuel a una potencial victima, asi que rapidamente lo rodearon:

- Oye tu, necesitamos dinero para unas cervezas - dijo el sujeto mas grande, el que parecia ser el jefe. Un señor bastante alto, que con la tupida barba negra que cargaba, lo hacia mucho mas fiero de lo que era.

- ...

- Oye, te estamos hablando enano, quiero tu dinero, ahora!! - dijo mientras sacaba algo que parecia ser una espada.

Cuando vieron la mirada llena de odio de Samuel, aquellos ladrones retrocedieron. Sin embargo, no contaban con que rapidamente Samuel se iba a hacer con la espada del hombre barbudo. Y asi de la nada, aquellos sujetos retrocedieron, exceptuando el jefe.

- Oye idiota, devuelveme mi espada o si no...

- O si no que?? - Dijo Samuel, con un tono retador

- Ehhhh, te matare idiota!! Diciendo esto, el sujeto barbudo arremetio contra Samuel, sin embargo Samuel en un instante aparecio por detras de el, y solamente utilizando una patada en la cabeza, lo noqueo.

- Quien es este sujeto?? - Dijeron los demas secuaces.

Sin embargo, antes de que pudieran reaccionar fueron cayendo uno por uno.

- Debiluchos, necesito alguien que sea lo suficientemente fuerte, sin embargo me quedare con esto. - Decia eso refiriendose a la espada.

Samuel se apresuro a registrar a aquellos sujetos, y les quito todo el dinero que llevaban, y mientras le daba una bolsa con monedas al dueño de aquel bar, diciendo que cobrara los gastos de lo que se habia arruinado, tan solo pidio algo de tomar y se retiro de aquel lugar, ahora ya tenia un arma que le podia servir en su venganza.

Vio el tablon de recompensas del bar, y se fijo que daban recompensas por el sujeto barbado.

- Asi que "Barbanegra" Ralph no? 500 monedas?? no es mucho, pero me podria servir, creo que si necesito algo de dinero, trabajare como cazarrecompensas por un tiempo.

Diciendo esto, se llevo al sujeto barbado a una de las estaciones de policia por su recompensa, y luego se fue caminando de aquel pueblo, luego de comprar algo de ropa y viveres para el viaje. Sin embargo muchos rumores se empezaron a decir, ya que todo el mundo le temia a Barbanegra Ralph, y su baja recompensa, se debia a que mucha gente no lo denunciaba por temor. Solo se sabia que el y su gente eran los mas fuertes de por ahi.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Vendetta

Asi que mi primera historia, la titulare asi, aunque no me gusta el titulo y ya esta usado, no se me ocurre nada mejor, asi que veamos un prologo para esta historia para que sepamos de que va.

Nadie sabe que año es, ya que los calendarios se perdieron hace ya mucho tiempo, la tierra sufrio hace mucho tiempo un cataclismo de grandes proporciones, el cual nadie recuerda, ya que los que lo vivieron, ya no estan entre nosotros, tan solo se sabe, algo choco contra la luna, un asteroide o un meteorito, y la explosion resultante hizo que la tierra estuviera en una completa oscuridad por varios años, ademas de que los ejes de la tierra se inclinaron y los polos se movieron de lugar. En este mundo caido y oscuro, la humanidad se refugio, y dio un gran retroceso, las monarquias se reinstauraron, y en algunos lugares, volvieron a los metodos que se usaban en la era feudal, el petroleo desaparecio por completo, la mayoria de plantas y animales se extinguio por completo.

Sin embargo cuando la tierra volvio a tener luz, los sistemas quedaron de esta manera, y algunos de ellos funcionaban, como una especie de utopia, mucha gente apoyaba a esos gobernantes, hasta que un dia, aquellos hijos de esos primeros reyes, empezaban a pelear por mas tierras, y abusaban de su gente. Una nueva era medieval, acababa de empezar.

La tierra se dividio, en los distintos reinos mundiales, los reinos de Europa, donde los nuevos reyes llamados la neo-monarquia campaban a sus anchas, y decian que cada pais era independiente uno de otro. Africa, donde se instauro el nuevo gobierno mundial, al que llamaban Utopia, y que, gracias a tecnologia que sobrevivio al cataclismo, lograron llevar adelante un continente que desde hace mucho se consideraba muerto. Asia que se decia que desde el cataclismo era un lugar casi inaccesible y del cual se sabia muy poco, y el reino de America, donde solo un rey, logro traer unidad y prosperidad a un continente que fue bastante golpeado durante el gran cataclismo. No se tenian noticias de Oceania.

En esa epoca nuestro protagonista Samuel S. acababa de salir de una de las carceles ubicada en los terrenos donde antes se encontraba Europa, y es aqui donde comienza nuestra historia. Sam buscaba venganza contra su padre, que lo mando a la carcel, asi que lo primero que tiene que hacer, es armarse, y conseguir ser lo suficientemente fuerte como para derrotar a su padre. Aqui comienza esta aventura...

Sueños de Escritor

No lo puedo negar, tengo una imaginacion tremenda, me imagino siendo el heroe de todas las historias habidas y por haber, me encantaria vivir una vida de aventura, o una vida rodeada de misterios, o una vida rodeada de hermosas mujeres, ehh, esteee, digo, en cierta forma me gustaria dejar mi vida monotona (aunque no la considero aburrida, decir eso seria una tremenda estupidez) y ser el centro de atencion, que todas las miradas esten sobre mi.

Pero por desgracia, esto no es asi, asi que mi unica valvula de escape es la imaginacion. Y a pesar que desde un principio pense en crear este blog para probar unicamente, si lo voy a probar, lo voy a probar bien, y para eso debo usarlo, pense en usarlo para crear historias alternas para mi proyecto secreto, pero no, tengo muchas cosas en la mente, que me gustaria sacar. Y entonces quiero probar mis dotes de escritor, y crear mis propias historias.

Acepto que por el hecho de tener bastante imaginacion, veo las imagenes en mi cabeza, pero como no soy dibujante, no las puedo plasmar de la forma en la que a mi me gustaria. Asi que debo conformarme con dibujarlas en mi mente y plasmarlas en este espacio. 

Asi que entonces voy a usar este blog para crear mis mundos, mis historias, mis personajes, un lugar en donde a pesar de que no sere yo exactamente el protagonista, los protagonistas de la historia tendran un poco de mi, seran algo mio, se pareceran un poco a mi. Espero que no suene demasiado narcicista, y que les guste este mundo, o mejor dicho, estos mundos que quiero crear. Ojala sean participes de este experimento, y opinen de el, que les parece, si creen que lo estoy haciendo bien, o si lo estoy haciendo mal. 

Probando por aca tambien...

Bueno, como dije que iba a probar varios hostings de blogs, para ver con cual es mas comodo realizar mi proyecto secreto (el cual es un secreto y ni siquiera dare una idea de que se trata, si no dejaria de ser secreto :p ) he estado viendo las opciones de blogs que existen, y me tope con este servicio el cual me parece bastante interesante, vamos a probar, a ver cual se adapta a mis necesidades.

Por cierto, hablando de mi proyecto secreto, no logro ordenar mis ideas, alguien tiene alguna sugerencia de como lo puedo hacer... no logro dar la continuidad que quiero a mi historia, y siempre termino pensando en una historia  a futuro en lugar de centrarme en la que quiero contar.

Bueno, sin mas que decir me despido, y espero poder pensar con mas claridad para la proxima.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres