Blogia
Rincon de Vaap

Vendetta: Capitulo 4

Samuel vs Simón

La gente estaba viendo a aquellos guerreros viéndose fijamente por largo tiempo...

- Que hacen?

- Ni idea, llevan así largo rato, es como si se estuvieran evaluando el uno al otro

- Crees que ese sujeto le pueda ganar al "Martillo"?

- Es posible que no, pero esperemos que lo debilite lo suficientemente, para que nos de tiempo de destronar a Alberto.

En ese momento Simón hizo el primer movimiento, agitando su gran martillo hacia Samuel. Samuel solamente se hizo a un lado, pero el martillo siguió su camino...

- A que le estas dando grandulón? - Dijo Samuel en tono burlón.

- Parece que aun no te das cuenta - Dijo Simón, en el momento en el que el martillo golpeaba el suelo, aquel golpe tremendo estremeció todo el lugar, y el piso se hizo pedazos, golpeando a la gente, y a Samuel.

- Maldición!! Me tomaste por sorpresa grandulón, pero no volverá a pasar...

Samuel agitaba su espada a gran velocidad, sin embargo Simón, bloqueaba rápidamente con su martillo, mientras Samuel, cambiaba su espada de una mano a otra, tratando de buscar una entrada en la defensa de Simón. Sin embargo no lo conseguía, y Simón agitaba su martillo y Samuel a duras penas podía bloquear los embates del poderoso martillo. 

- Ya veo, tu bloqueas con tu mano derecha y atacas con la mano izquierda, por eso cambias tu espada de mano a cada rato. - Dijo Simon, con una sonrisa que denotaba que tenia ganada esta batalla.

- Vaya, que obvio soy - Dijo Samuel en tono sarcástico

Simón golpeo de nuevo con su martillo hacia donde estaba Samuel, pero Samuel bloqueo el martillo con las dos manos puestas en la espada, y le regreso el martillo a Simón, y por un momento lo hizo retroceder.

- Por fin un hueco en la defensa - Dijo Samuel, mientras tiraba un espadazo que hirió a Simón...

- Maldición!! solo tuviste suerte, es todo - dijo Simón, un poco sorprendido con lo que acababa de pasar.

La gente se sorprendió de lo que acababa de pasar, y se emocionaba con la pelea que estaba viendo

- Parece que el extranjero le puede ganar a Simón - se decían unos a otros, la esperanza renacía en ellos.

Simón, tiro de nuevo un martillazo en dirección a Samuel, sin embargo este salto sobre el martillo, pero Simón, cambio la dirección de su martillazo, pegándole a Samuel. Samuel salió volando en la dirección del martillazo, y fue a dar contra una pared que se vino abajo de la fuerza del martillazo.

- Por fin, parece que es todo enano, fuiste un gran rival, pero se acabo, al igual que se acabo para todos ustedes pueblerinos, váyanse a su casa, y olvidare todo lo que ha pasado hoy. - Simón se dirigió al pueblo

Sin embargo la gente, empezó a caminar con sus palos y armas hacia Simón, sin embargo Simón, no se movió, y ni siquiera mostro un poco de temor, su cara mostraba una mueca de desagrado únicamente.

- Esperen!! - Samuel se levantaba de donde estaba - Esta es mi pelea!!

- No se como te levantaste enano, pero mejor te hubieras quedado donde estabas, si te doy otro espadazo, seguramente morirás - dijo Simón

- Tu crees que me importa, si muero aquí y ahora, es porque soy débil, si no te derroto, significa que aun no estoy a su altura, significa que aun no lo puedo derrotar, así que tu caerás aquí - Grito con todas sus fuerzas Samuel

- Me encanta tu espíritu enano, lastima que me se todos tus trucos, no lograras vencerme - dijo Simón

Simón, embistió con su martillo hacia Samuel, sin embargo, Samuel se quedo parado y sin que Simón supiera como, de nuevo su martillo parecía que fue empujado de vuelta, y esta vez, el espadazo que recibió de Samuel, hizo que el masivo Simón, cayera en el lugar donde estaba, al fin había sido derrotado.

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres